Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


mayo 17, 2010

Cual niños malcriados...




Cual niños malcriados (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 16 de Mayo)


Cuando veo los ataques contra las personas que no opinan en la misma línea que el gobierno nacional, me traslado a mi niñez. Recuerdo aquellos años inocentes de este servidor, que sobrevivía en aquella selva hostil infantil, porque hay que ver que no existe nada más cruel que un niño. Ahora imaginen y visualicen una manada de niños en una escuela, o vecinos tuyos, que jugaban sin el control de sus padres, los veintiúnicos que podían ejercer cierto control sobre ellos.
La imagen es apocalíptica, el enjambre de mocosos crueles, que tenían varias características notorias. Entre ellas y repetitivas, el ser malos perdedores. Sí, no hay nada más cómico que un niño mal perdedor, de esos que cuando juegan futbol y van perdiendo, recogen su pelota, y dicen, no juego más, y se van molestos (me recuerda a alguien). Otra de esas características desagradables que se podrían enumerar y describir sobre aquellos que son considerados imagen de la inocencia, es el típico caso, del niño que habla de un tema, y cuando no lo puede mantener, pega cuatro gritos, ofende y se va.
Pero un momento, eso último me recuerda algo, ¿qué es? ¡ah, ya se!, esta característica, esta mala maña, de no saber respetar las ideas ajenas se repite en adultos. No solamente en Venezuela, sino en cualquier parte, porque sería un error mío decir, que somos únicos en eso. Somos únicos en muchas cosas, en corrupción, preparando una buena reina pepiada, pero en eso no.
Lo que sí es una realidad innegable, es que esa característica se repite en muchas de las personas del gobierno, para ser educado y no darles otros nombres que podrían acarrear problemas a mi persona, y aún más triste que abajo y bien abajo, sus seguidores que no reciben lo suficiente para justificar tal lealtad, porque la mayoría no agarran ni airecito de los buenos vientos que disfrutan, los señores todopoderosos del Olimpo colorado, se dedican a defender lo indefendible, justificar lo injustificable, y al no poder hacerlo, porque nos quieren vender una mentira de arriba, no pueden fundamentar sus ideales en pruebas reales y tangibles, y terminan mas descontrolados que cantante de rock pesado.
El problema, para los que no entienden, es que usar la violencia física y verbal, el no poder discutir y expresar tus ideas en un marco calmado, en un ambiente de respeto de ideas, y no en un ring de pelea, o una gallera, es una muestra de intolerancia tremenda, y sencillamente dice, que lo que tanto defiendes o quieres imponer sencillamente es falso.
¿Cómo se puede fundamentar una mentira en algo sólido? ¿Cómo defender lo indefendible? No existe manera, es la respuesta. Podrán traer a Stephen Howking, el físico ingles, a Gabriel García Márquez, al Doc de la recordada película Volver Al Futuro, y lamentablemente, ninguno ni todos juntos, podrían ayudar a defender aquello que no tiene razón.
Pero es que en definitiva, o uno está muy ciego, o si no es así, tienes resentimiento y odio en la mente y el corazón, que viene siendo peor, y termina de echar por tierra cualquier teoría de defender una Robolución, por amor a Venezuela.
Esto explicaría muchas cosas, incluyendo la actitud desagradable de ofender (líderes y seguidores) a cuanta persona respire y piense distinto, pues para ellos todos deberíamos ser fabricados en China, con un chip de 16MB para no desarrollar mucho, con un solo mensaje… viva la revolución…
Su actitud de ofender, de denigrar y agredir de cualquier forma posible, realmente me recuerda a tantos niños, mocosos todos, que terminaban con esas actitudes irracionales propias de edad, y hasta imagino que muchos dirían, es que son unos niños, ¡¡tan bellos!!, pero que en el caso de los adultos, ¡por Dios!, lo que realmente dan es vergüenza.
La ofensa es la prueba de la persona que no tiene razón, porque si pudieras defender tus ideales, de forma orgullosa lo harías con una sonrisa y con las pruebas, y no escupiendo palabras y groserías para justificar lo injustificable.
Ustedes se preguntarán mis lectores amados, ¿a qué viene este tema?, la respuesta la pueden encontrar en las ofensas que lanzan seguidores Rojanos enardecidos, fuera de sus cabales por chats, twitter, foros, mensajes de texto a canales opositores, llamadas a estos mismo últimos, cada vez que se plantea una idea contraria a la que se quiere que llevemos en el chip de 16MB made in China, sin olvidar el propio lenguaje, falta de respeto muchas veces y acciones agresivas de dirigentes, que ni siquiera saben debatir.
Creo sería convenientes unas “primarias” entre los líderes y seguidores colorados, pero no el método de elección, no, me refiero a que asistan a la primaria para que les enseñen, buenos modales, educación, valores y normas para debatir y discutir. No puede ser que aspirantes al parlamento por parte del partido del gobierno, ni siquiera sepan respetar las normas del buen hablante en un conocido programa matutino de opinión del canal de la colina, donde últimamente se toman temas de interés, para que candidatos a la asamblea de tendencias opositoras y oficialistas den su opinión
Me da pena ajena, de verdad, que ni un turno para hablar respeten, y terminan perdiendo los estribos y casi que pegando gritos al estilo Pedro Picapiedra. Ya me imagino el gallinero, si esos amigos, “damas” y “caballeros”, insisto en llamarlos así, para no terminar “encanado”, llegan a la asamblea nacional, y algún opositor se levanta a decir, así sea una coma, en contra de lo que ellos consideran la verdad absoluta.
Señores, se piensa distinto, hay diversidad, existen más sabores para los helados que chocolate, ron pasas y mantecado, es así. No se proyecta una sola película en los cines, hay varios equipos de beisbol, y sencillamente no pensamos iguales todos, pero eso no me convierte en su enemigo. Respetemos las opiniones, no importa que quizás, no vengan de quien los llame “camarada”, también son válidas.

1 comentario:

Daliana dijo...

pero que niños malcriados, al que le das una pela y sigue llorando hasta que se cansa... estos... parece que no se cansan y si osas al menos reclamarle.. te costará caro..