Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


julio 25, 2011

¿Cómo engullir todo?



¿Cómo engullir todo? (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 24 de Julio de 2011)

No hay nada más difícil que digerir mucha comida. Esto porque el cuerpo está diseñado para asimilar cantidades de alimentos en las dosis necesarias para no colapsar todo el sistema. Pero en Venezuela a diario, no solo nos toca digerir al paso que quiere el gobierno, sino que al final nos engulle de tanto escándalo, de tanta mediocridad, que terminamos hechos un completo desastre en nuestra digestión nacional.

Y no es nuestra culpa, mis queridos lectores, díganme ustedes: ¿Cómo podemos digerir con suavidad la fuga de “Oriente”, el PRAN de El Rodeo? Señores eso ni con un buen licor digestivo, ni que me tome un trago de Cachaça con una copita de jugo de limón y unas supremas de naranja, logro tragarlo. Este caballero, uno de los hombres más vigilados, “supuestamente”, por la guardia y todo el despliegue que tuvo el gobierno para intentar acordonar y controlar la situación en este centro penitenciario, no solo “burló” los cordones de seguridad, sino que huyó él en compañía de un combo, y no exactamente de McDonalds, por la puerta delantera sin que nadie lo viera… ¿extraño, no?

Este tipo de casos lo que causa es una indigestión, más que si hubiéramos comido unas caraotas refritas con jugo de lechoza a las diez de la noche. Señores que me leen, pregunto: ¿Qué explicación nos pueden dar?, ¿Quién responde por esto?... podría alargar los anteriores puntos suspensivos y finalizar este escrito con ellos, porque como en todo guiso que vemos a diario, al final nadie responde, al final nadie dice nada, al final todos olvidamos, pasamos la página y seguimos, porque son tantos los shows que al final, la digestión llega a un punto de colapsarnos.
En menos de tres meses puedo citar algunos temitas, de esos que siendo plato fuerte, no nos dio chance para el guayoyito, sencillamente no dieron tiempo de asimilarlos, y pasamos a continuar engullendo lo que ellos nos dan. ¿Quién no recuerda el escándalo del caso Makled? Que si Estados Unidos, que si Colombia lo manda para acá, lo manda para allá, lo voltea, lo endereza, lo sube y lo baja, que si la oposición “exije” explicaciones, juicio público. Solo bastó que lo trajeran a esta Estrella de La Muerte para que se silenciara el tema, creo nadie lo recuerda, porque enseguida estalló la crisis eléctrica por vigésima enésima vez, y así, tanto los rojos que temblaban y negaban cualquier nexo con las supuestas pruebas que traía este caballero, así como la oposición política y civil, nos perdimos en debatir, si de verdad somos culpables de la crisis del sector eléctrico por conectar nuestro celular para cargarlo. Las monumentales vallas oficialistas que se pavoneaban de la inversión multimillonaria en avances del sector energético, de los miles de millones de MW que ahora demostrarían la capacidad del gobierno por solventar la crisis, pasamos a solo ver esa quimera en los recibos de luz, con la foticos de las plantas que se quedaron cortas antes de ser terminadas. Y así con apagones, makled, “El turco de la mafia del puerto” como le conocen, desapareció en medio de la oscuridad. David Copperfield y Criss Angel se quedaron cortos, un truco más allá hasta de Harry Potter.

Digerir esto no es sencillo, y solo un estomago de piedra puede hacerlo, solo una mente que logre sedar con un control metal bárbaro, puede atragantarse de todo esto y primeramente decir que no existió y negar la mega indigestión que sufrimos lo venezolanos. Ni con Cognac o Lemoncello yo logro hacer una correcta deglución, esto me cae supremamente pesado en mi organismo. Sin explicaciones, solo con una acusación en la que todos aquellos seres humanos que por lógica tiene una lavadora, una secadora, un par de televisores, una computadora y un secador de cabello, no es mi caso por razones obvias, venimos a ser los culpables de la poca capacidad de solucionar problemas. Y cuando todo comenzaba a caldearse en los que lo sufrimos, ¡¡puf!! Resultó que el presi desapareció, imagino usando la tecnología de teletransportación del señor Spock en Viaje a las Estrellas, lo peor es que dejó el zafarrancho encendido con el caso de El Rodeo, una crisis que evidenciaba no solo las mafias y relaciones guardias-reos, sino que dejaba al descubierto el abandono tras doce años de promesas, la miseria y la violación de derechos humanos, que viven los presos cada día.

Pero cuando medio intentábamos terminar de tragarnos a Makled, y mira que es complejo con lo gordito, y sin resolver todo ese caso, saltábamos a comernos a CORPOELEC, llegaba El Rodeo, pero mayor aún la muerte y resurrección del Mesias criollo, ese que verdad o mentira, me inclino por la segunda opción, eclipsó el resto de casos, hasta uno no mencionado: la inminente caída de su popularidad, que con la enfermedad se convirtió en la tabla de salvación del régimen que ha encontrado un segundo respiro mitificándolo, convirtiéndolo en símbolo de la lucha, en mártir; causa lastima y conmoverás a las masas.

Si necesitaba Quimioterapia, si no la hacía, porque el médico Fidel no lo creía necesario, el del único informe recibido sobre el estado de salud del primer mandatario, verbal y anecdótico. Elias Jaua defendió ésto: El presidente no tiene que explicar nada. Yo le agrego: cuando somos limitados, no pedimos más de lo que nos dicen.

Oportunamente Fidel se fumó un habano y los orishas recetaron quimio; buena decisión porque comenzaba la desconfianza en el país. Lejos, bien lejos, dónde nadie pueda cuestionarlo y se continúe sembrando ese sentir de lastima, que como todo en este país no se puede pasar con facilidad. Con tanto tema, tanto para tragar, Oriente se fue, se fue, como la canción de Laura Pausini, y tras él cualquier pregunta, con él seguimos digiriendo con dificultad, mientras ya en el olvido de nuestro paladar queda el sabor, de los anteriores escándalos. ¿Con qué plato nos sorprenderán ahora?

Fernando Pinilla

No hay comentarios.: