Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


agosto 28, 2011

¿Justicia rápida?



¿Justicia rápida? (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 28 de Agosto de 2011)

El respeto es un deber moral hacia cualquier ser humano, y lo extiendo hasta a cualquier ser vivo, debe ser inquebrantable. El respeto a la mujer lo debe ser más, sin embargo, muchas interrogantes me formulo cuando analizo lo sucedido con el semanario 6to Poder, que ha sido el ojo del huracán suscitado tras la publicación de una polémica portada el domingo 21 de agosto que titulaba: Las Mujeres de Chávez en el poder, y que era ilustrada por un foto montaje en el que se mostraba a la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Morales; la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; la fiscal general, Luisa Ortega Díaz; la defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez; la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional (parlamento), Blanca Eekout, y la contralora general suplente, Adelina González en los cuerpos de cabareteras, lo que desató la furia de las funcionarias y el inmediato proceso contra el medio y sus directivos, Leocenis García y Dinora Girón.

Llama poderosamente la atención la rapidez para la justicia actuar en este caso, y resalta porque es claro diariamente el número de casos por resolver en la justicia y que finalmente, jamás reciben siquiera una ojeada. Es increíble la velocidad para ejecutar orden de captura de los directores de un medio de comunicación opositor, pequeño detalle este último, pero la lentitud para resolver la enfermedad, y no me refiero a la dolencia que ha usado el primer mandatario como símbolo de la nueva campaña, sino la violencia generada por el hampa, la corrupción que desangra al país diariamente, lo miles de problemas que aquejan y que consumen al país y lo postran con un cáncer que lentamente merma la última resistencia a su dolencia.

¿Era una falta de respeto lo que reflejaba la portada, al punto de dictar orden de detención para sus directivos, prohibir la circulación del semanario, y comenzar una cacería que solo busca intimidar a aquellos que siquiera se le ocurra hacer algo parecido? Realmente no lo sé, porque no tengo la verdad absoluta. No sé, porque en otros tiempos seguiría siendo polémica la portada y criticable, como es el derecho de los retratados a opinar y emitir su juicio, pero como humorista gráfico, discrepo de la gravedad con la que se trata el caso. Y lo hago porque en un país en dónde el primer mandatario ha llamado “plasta” a la oposición y sus triunfos en simples comicios electorales son tildados de victoria de m... Acá en un país dónde desde una cámara de los medios oficialistas, el presidente lo hemos escuchado decir ofensas hacia mandatarios, periodistas y algunas cosas más para los opositores (Militantes de partidos, hombres/mujeres y personas del común igualmente de ambos sexos) entre las que puedo recordar: pendejos, oposición putrefacta, desgraciadito. Dónde el llamado que se hace diario desde el seno gubernamental y que lo repiten tanto los miembros del partido único de gobierno como sus seguidores, es a destruir, a pulverizar a la oposición por el simple hecho, de no pensar como ellos, de no querer comulgar con la idolatría que se ha generado en torno a su figura, y por el contrario piden pluralismo; confunde al común. Pero, esas ofensas no son ofensas. Y esa conclusión respondería la interrogante obligada: ¿Y los derechos de los ofendidos por el presidente, ministros, diputados, seguidores? ¡¡Claro, cierto!! Ellos no gozan de derechos, porque eligieron no seguir al gobierno, ellos no quieren ser autómatas, no quieren “amar” al American Idol, a nuestro rey del pop.

Al escribir esto puedo correr la misma suerte que los directivos de 6to Poder, soy vulnerable, aunque no soy sino un individuo que sin filiación política expone lo que siente y cree. Mis caricaturas lo hacen diariamente y se exponen aún más, si alguien con suficiente poder siente que mi humor lo ofende, seguramente comenzará una cacería por mi persona para limpiar los valores, la dignidad de los afectados, y como en el caso de las mujeres “ultrajadas” por la portada del nombrado semanario, iniciarían una cruzada para exigir el respeto de la mujer. Pero me pregunto en mi ignorancia: ¿Cuándo en medio de una cadena de radio y televisión, el primer mandatario le dice a su esposa, en ese momento: “María Isabel, ahora llego a casa y te doy lo tuyo”? ¿No denigra de la mujer y de forma vulgar la convierte en un objeto meramente sexual? ¿No son esas palabras lenguaje que no se debe emitir en público y menos por una figura de su envergadura? Habría sido interesante alguna voz de reproche en ese momento, de estas damas tradicionalistas y defensoras de las buenas costumbres, defensoras de los derechos de las mujeres por ejemplo. Habría sido excelente que cuando una masa guiada por los discursos oficialistas arremetió contra la diputada María Corina Machado y la agredieron en las celebraciones del bicentenario, levantaran su voz en protesta, en solidaridad contra la violencia de género, sin embargo no sucedió. Si eres de otro color político, no existes, no tienes derechos. Nadie levantó la voz para con Mario Silva al decir “mierda”, “Hijo de la grandísima puta" a Miguel Otero Silva.

Esta es la Venezuela que vivimos, aquella en la que se confunde respeto con la excusa para cerrar un medio. Donde la libertad de expresión camina sigilosa con miedo, a sabiendas que al acecho están la moral teñida de rojo, una moral y una justicia bizarra, que se acomoda a su conveniencia. Que actúa cuando conviene y cuando no, toma forma de morrocoy. Por respuesta efectivas esperamos miles de personas, por la misma rapidez esperan las familias de las víctimas del hampa. No apoyo faltar el respeto, pero hoy la línea que separa el humor ácido o no, que puede representar algo de forma jocosa e irónica y una grave ofensa que desata un apocalipsis, es muy delgada. Todo depende del cristal con que se mira. El del país está rojo.

2 comentarios:

Juan Carlos Partidas dijo...

Hay ciertos lugares en los que la justicia, en lugar de usar venda usa antifaz.

Angelly Pérez dijo...

Excelente!! Sabemos que, lamentablemente en este país solo unos pocos tienen acceso a la "justicia", no es un secreto para nadie que los poderes estan al servicio de un solo personaje, que ha invadido con odio y miseria la cultura del ciudadano común.
Que sigan haciendo portadas, las balas callan a las personas, pero en blanco y negro todo se vale. Exito para usted, amigo Pinilla.