Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


mayo 07, 2013

El reciclaje no siempre es bueno




El reciclaje no siempre es bueno. (Columna Tromo En La Uña, Diario La Región)

El pasado lunes 22, se celebró el Día de la Tierra, oportunidad para reflexionar sobre la necesidad de conservar  esta inmensa isla en la que vivimos, de la que, a diferencia de Cuba, no hay opción de irnos en balsas para otro lado. Hasta ahora los viajes espaciales han sido un fracaso, más allá de la ciencia ficción.
Fue interesante ver a tantas personas conocidas de nuestra sociedad, como del mundo, pronunciarse a favor de la conservación de nuestro planeta, y la necesidad de poner en marcha, a escala mundial, campañas más agresivas con respecto al reciclaje.

Como muchos saben, el reciclaje es un proceso que consiste en someter un producto usado, desechado, caduco, o mejor definido como basura, a tratamientos que permitan obtener materia prima para ser reutilizada. En países desarrollados, no sólo en sus economías, sino en sus mentes; es normal ver en cualquier lado (casa, trabajo, escuelas, calles) una cantidad de pipoticos de colores para clasificar la basura según su composición, para hacer más fácil su reaprovechamiento.

El domingo 21, en el preámbulo del Día de la Tierra, parece que Nicolás Maduro, presidente (en teoría) electo por una “mitad mayoritaria”, y una diferencia abismal e irreversible de 272.865 votos, a nivel nacional, decidió hacer parte de una campaña interesante en el país, campaña, sea dicho de paso; que ya había realizado el finado presidente Chávez, la del reciclaje.

Lleno del espíritu de conservación de las parcelas y apoyos en el seno del PSUV, Nicolás se unió en cuerpo y alma a una cruzada por el reciclaje. Y aunque a nivel ambiental tenemos carencias, el ministerio no es que aporte mucho (las promesas de saneado del rio Guaire se fueron con su inventor al Cuartel de la Montaña), el en teoría presidente, comenzó a reciclar, pero no plástico ni papel, sino ministros.

Luego de 14 años es aburrida, sin embargo, la campaña, hasta para nosotros los humoristas, es difícil reírnos de los mismos refritos. La campaña siempre arranca cuando comienza un gobierno, acá con esta guachafita de elecciones, referéndum y las metidas de pata de algunos ex ministros, es constante el cambio de nombres en los despachos. Los salientes ex ministros, puede que sean,  sometidos a un proceso de saneamiento en funciones públicas; se procede a darles algún medio oficialista para que dirijan, alguna encuestadora inventada, o son silenciados con bozales de arepa por unos meses. Posteriormente, reaparecen en la escena pública para ser llamados a ejercer un nuevo cargo ministerial que, como siempre, no servirá para mucho; o por lo menos no para lo que fueron encargados (porque los bolsillos seguramente si salen gordos). Ya renovados lo tomarán y continuarán.

Otra modalidad de esta campaña de reciclaje, es sencillamente rotar a los encargados de cada despacho a manera del juego de La víbora de la mar. Algo así como: A la víbora de la mar, por acá podrán fallar, el anterior robó mucho, no te quedes tú atrás, tú atrás, ¡¡tú atrás!! Y luego de varias vueltas, casi todos han sido dueños y señores de los mismos ministerios.

Sin embargo, aunque el juego parece divertido para los líderes del movimiento, creo no lo es mucho para los de abajo, para los batalladores. Esos oficialistas que han creído en el proceso, en la posibilidad de crecer en las filas rojas y llegar, si se puede, a aportar, y otros con ganas de hacer parte de esa élite que tiene acceso a fondos del estado. Sin duda, debe ser frustrante esta campaña de reciclaje tan barata. Si para la oposición es casi risible y frustrante ver a Iris repetir en el cargo que ha dejado más muertos y hacinamiento en 14 años de historia carcelaria, para el oficialismo debe ser igual. Ni hablar de Izarra o Jesse Chacón. ¡Ya son carbones de lo refritos!

Un tapado debe haber, pienso para mí. Mismos nombres, otros a la banca, pero listos para regresar al campo. Imagino siempre debe existir miedo de negar un ministerio a ese “nido de alacranes” que definió el difunto Muller Rojas, luego del escándalo que obligó, imagínense el tamaño del guiso, a la renuncia de un ministro, que ahora como el Jedi, retorna. ¡¡Puro GuISSo XXI!!

La técnica tiene lógica. El finado necesitaba que frotaran su ego, los fuertes siempre se rodean de aduladores.  Aquellos que jamás serán capaces de aportar una idea, a sabiendas que estas, son reservadas para el jefe. Así, durante 14 años, los ministros eran reciclados, conformándose con cobrar y alguito más, pero jamás decir: ¡tengo una idea! Semejante pecado era impensable. Un ejemplo lo pudimos ver en los Aló Presidente, en los que al hoy, supuesto presidente y sus ministros reciclados, eran regañados, gritados y se les quebraba la voz  al responderle algo. Eran piezas de relleno, como cuando se juega CLUE entre tres personas y, aún así, debes colocar las fichas restantes para rellenar. Igual pueden estar implicados en algún escándalo. Puede que el Coronel Mostaza, haya hecho un chanchullo en el despacho del ministerio de finanzas, con una cuenta en Suiza.

Lo cierto es que el nuevo inquilino de Miraflores no se desligó de la campaña de reciclaje y nos demostró lo que es visible a leguas. Un movimiento político unipersonal, de un solo pensamientos, sin ideas, sin motivación real, carece de nuevos liderazgos. Todos quieren su GuISSO XXI, pero pocos desean aportar. Eso hace que no exista verdadera generación de relevo, pues mantener burocracia, no es mantener ideología. En el oficialismo siempre han sido carentes de ideas, siempre apoyándose en aquel portaaviones, que hoy, no está más.

Ahora veremos cuánto dura el reciclaje que tanto le funcionó al ex. Pero Nicolás no es este, y necesita justificar la confianza que depositaron más de siete millones de personas, y que estoy seguro, no gustan, como sucede en la oposición, de esta campaña de reciclaje.
Definitivamente, el reciclaje no siempre es bueno.

Fernando Pinilla

No hay comentarios.: