Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


abril 27, 2010

Varios recientes...

Dejo las ilustraciones y caricaturas que pude subir. Faltan un viaje, pero bueno, espero que más o menos vean las cositas que he hecho. Son ilustraciones y caricaturas publicadas en los diarios La Voz, La Región, Lider en deportes y Últimas Noticias, y la revista Climax.













abril 26, 2010

Eclipsando un asesinato



Eclipsando un asesinato(Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 25 de abril)

Existen diversas formas de eclipsar. Si buscamos en el diccionario, vamos a encontrar diversos significados para esta palabra, pero si parafraseamos un poco podemos decir que se trata de un cuerpo que se antepone a otro y lo deja en un segundo plano.
Puede suceder que alguien eclipse a otra por su personalidad o influencia, algo así como decir que aunque algunos presidentes de por acá hablen y hablen, generalmente van a ser eclipsados por el “Negro del norte” o el mismo “Mister Danger”, porque ellos tienen la particularidad de lograrlo.

También encontramos que se puede eclipsar un hecho y sencillamente dejar a otro en un segundo plano, como hace un año cuando el aparatoso accidente del piloto Felipe Massa en su monoplaza del “Cavallino Rapante”, casi acaba con su vida.

Pero estemos claros que las noticias pasan con una velocidad verdaderamente pasmosa, y pueden ser eclipsadas por otra, así mientras aun muchos medios, cual buitres, intentaban crear más morbo con el video y las imágenes del choque, una nueva noticia terminó por dejar al pobre “Felipinho”, más solo que piojo en cabeza de calvito, víctima del pollo boliviano. Por esos días el ex campeón del mundo Michael Schumacher, anunciaba que sería él quien con su talento, cubriría la vacante del brasileño en Ferrari el resto de la temporada.

El resultado, la clásica imagen de la bola de paja en el pueblo fantasma del lejano oeste, y algunos grillos haciendo su peculiar sonido, anunciando que Massa, había pasado a un segundo plano, y ya, ni un cuarto de página le dedicaban. Lógicamente, ¿Qué era más importante? La respuesta es clara y no me digan que no. El “Kaiser” regresaba.

Pero el fenómeno del eclipse personal, es uno que es secundado, permitido por nada más y nada menos que usted, joyita que me lee en éste hermoso día. Sí, la respuesta es lógica, porque nuestro interés muchas veces condimentado por una buena dosis de amarillismo deja noticias y a personas de mucho valor, sumidas casi en el olvido, y en las noticias motivadas por nuestro interés que conocen los medios, en las últimas tres líneas del artículo referente al asunto.

Algo así como: ¡ah, por cierto!, se me olvidaba mencionar que… y esta frase, solo si nos llegamos a acordar, y con nuestra mente copada con tantos asuntos, es mejor dedicarla a noticias y pensamientos de primer orden.

En la semana que culmina hoy domingo, todos los periódicos se volcaron ante la noticia de un pugilista Venezolano, que había acabado con la vida de su esposa, una joven madre, cuyo nombre Jennifer Carolina Vieira no debe ser olvidado, ni mandar al cara… la verdad de como de una manera brutal se le cegó la vida.

Pero más rápido que el Alkaseltzer en vaso de agua, la noticia se diluyó. Pasaron a cubrir una más importante, para algunos, no para este humilde servidor y para muchos que vimos con indignación, como se cumplía la “crónica de una muerte anunciada” y como grandes debates, palabras de apoyo, portadas completas, grandes reportajes e investigaciones, sobre el acto cobarde y egoísta del victimario, que dejó en una gaveta oscura, a la víctima inocente, que no debió cargar con los tormentos, problemas y violencia de su compañero.

Disculpen si no soy muy cómico hoy, pero es una crítica para muchos y sé que me puedo ganar el calificativo de obtuso e insensible ante la tragedia. Pero ahora si voy con nosotros a descargar mis dardos venenosos.

Definitivamente vivimos en un país bizarro, donde lo derecho no es derecho, lo buenos es malo y los niños deben andar armados, pero no pueden jugar en ninguna consola de video- juegos, supuestos “juegos bélicos”. Así somos de verdad, somos tan distorsionados que vemos la película El Juego Macabro o Saw, y estamos torcidos en la silla ligando que no le pase nada a Jigsaw, llámese el psicópata asesino que acaba con medio personal de la película, incluyendo al director y los camarógrafos.

Y si vemos la serie del Silencio de los Inocentes, Hannibal y Dragón rojo, aplaudimos los actos morbosos y desquiciados del fascinante Dr. Hannibal Lecter. Y me pregunto entonces: ¿qué nos pasa? Llenamos de romanticismo la gesta del pugilista que en otras circunstancias serían un motivo de orgullo, y olvidamos un prontuario y una violencia más anunciada que el realero que se va en cada visita de algún presidente a nuestra nación. Caemos en la discusión sin sentido: oye, pero el también es víctima… las drogas, la falta de apoyo…, no digo que no sea verdad, pero olvidamos que si colocamos en una balanza las cosas buenas y malas, el desnivel es más notorio que la diferencia entre Messi y un jugador Norcoreano o del Real Madrid… (Sin resentimientos)
No puede ser una constante que estemos más cegados a la realidad que la justicia venezolana. No puede ser que olvidemos a una joven mujer, como las miles que mueren en Venezuela y el mundo, victimas de personajes sin escrúpulos, que no temen acabar en un arranque de violencia con la vida de alguien.

Que ella no convivía obligada con él, también es cierto, pero eso no disminuye el tamaño del crimen. Lo peor es que con su colgada de los guantes, le dio un Nocaut a su esposa, y se forjó un respeto y una consideración en el subconsciente de muchos, que no merecía.
Insisto espero me disculpen si hiero susceptibilidades, pero al César lo que es del César. Mi consideración para ambas familias, pero un gran homenaje a una de esas víctimas mudas que nunca nos interesamos en saber quiénes fueron.

Jennifer Carolina Vieira sí tenía nombre y merece dobles páginas en los diarios, investigaciones, palabras y toda nuestra consideración, como cada mujer víctima del maltrato.

A ustedes amigos lectores, basta de irle a Darth Vader, Voldemort, y cuanto personaje con actos que dejan mucho que desear, terminamos elevándolos hasta un pedestal.

Fernando Pinilla

abril 19, 2010

Los FARCitos



Los FARCitos (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 11 de abril)

Me encanta esto de las guerrillas comunicacionales. De verdad amigos lectores, no se asombre como suelen hacer al leer mis escritos, ensayos de un loco compulsivo, amante del humor negro y el vino. Realmente es bueno hablar y poder expresar mi total apoyo a este tema que se tornó polémico en la semana, y que seguro todos los cachorros del imperio se van a encargar de mediatizar para luego polarizar a una extrema derecha, que para ser sinceros, va de retro con ella. “Parir, socialismo y muerte”, o, ¿no es así?, bueno no importa, el mensaje es el mismo y mi opinión, aunque devaluada se mantiene.

¿No se veían lindos esos niños con su disfraz de Mono Jojoy, o Tiro Fijo? Yo los prefiero de Tiro Fijo que de Tiro Loco, el caballo imperialista, mofa del recordado Zorro, que cabe destacar fue un gran socialista, porque luchaba disfrazado contra los viejos imperios, andaba espada en mano, aunque no la regalaba y como tomaba caña. Pero volviendo al tema, ya que suelo desviarme para mencionar otros, de actualidad, sí, pero que no vienen al caso, aunque estoy seguro que se divierten con esas perlitas que se riegan por el teclado para llegar hasta ustedes, debo retomar el hilo.

Pero de verdad que orgullo ver a esos niños disfrazaditos de guerreristas, me hace sentirme protegido de la amenaza siempre latente del imperio, que como suelo decir respira para aniquilar nuestra paz y nuestra seguridad, que nos brinda el gobierno nacional.

Ver a los pequeños FARCitos, así los llamaré el resto del artículo, me recuerda ese proceso para crear uno de ellos y que pienso, el pequeño Elián, aunque hoy ya no tan pequeño luego de los años que han transcurrido desde que nos intentaron robar a nuestro pequeño revolucionario balsero, que debe haber sido uno de los prototipos usados para imaginar, gestar, y dar rienda suelta a este hermoso proyecto de las guerrillas comunicacionales.

Ojeando el internet, instrumento sumamente contaminado por los tentáculos del imperialismo, pude observar unas hermosas Pics, ¡perdón!, fotos, del niño Balsero hoy con todo orgullo revolucionario, líder de esas generaciones producto de ese proceso que menciono, y que crecen entre el modernismo, la tecnología que impera en mi amada isla. Es más para que se mueran de envidia, según tengo entendido sus compañeros de revolución le regalaron tremenda radio marca Sakta de 1960, lo último en tecnología, es decir de la última que llegó por esos años de la extinta Unión Soviética a Cuba.

Este proceso es el mismo que usaran en la época de Stalin con Pablick Morosov, un pequeño niño hijo de la revolución Soviética, que en su momento luego de culminar ese proceso, que pasaré a detallar muy por encima en breve, le tocó la valiosa misión de denunciar a su propio padre como traidor al Estado, por lo cual éste fue fusilado, premio muy bajito a semejante falta.

Y me llamarán fanático, porque cada vez que uno se apega a un ideal, y lo toma como consigna, la opinión pública pasa a llamarte de fanático para arriba. Pero como no hago caso a comentarios necios, continúo.

El proceso que usan en nuestros pequeños FARCitos, es sencillo. Se llama la “siembra”.
Tomas a un muchachito hijo de alguna persona de escasos recursos, que lamentablemente pasa más trabajo en la vida que Candy Candy, y que tiene más resentimiento que Lex Luthor contra Superman por quedar calvito por culpa de éste último (Yo no tengo a quien echarle la culpa) y comienzas a sembrar en el semillitas frescas de resentimiento, envidia y mucha ira, al comparar a su pobre padre y o u madre, con algún escuálido que luego de quemarse las pestañas, porque tuvo la suerte, la oportunidad de estudiar, es alguien en la vida, así no gane un realero y solo sea un ciudadano común.

Riegas esa semillita que sembraste en el corazón del pequeño, con largos discursos, donde se amenaza el poco espacio seguro de paz con el que cuenta este niño, le repites que la culpa de la suerte de su tatarabuelo, bisabuelo, abuelo, padre y ahora él, siempre ha sido negra por culpa de los Yankees y los Medias Blancas, no, no, ¡ya va!, me fui de tema, pero retomando, decía que es culpa de los Pitiyankis (Modo correcto de escribir esta palabra), es decir llámese usted si no opina calcando el discurso revolucionario.

Haciendo este hermoso proceso, harás que la pequeña semillita del odio, el resentimiento, la intolerancia se sienta calientica, humedita, cómoda y germine hasta dar una plantica que luego dará como fruto un FARCito, un guerrillerito, luchador incansable de la paz, aunque en el vocabulario contaminado de muchos, la palabra guerrilla esté asociada con violencia y muerte falsamente, pues acaso, ¿las FARC matan gente inocente?

De ésta forma siguiendo con dedicación cual Principito, el personaje principal del cuento escrito por el aviador y escritor francés Antoine de Saint-Exuperý, que con amor cuidaba en su pequeño planeta B 612 a su amada rosa, podremos obtener resultados tan buenos como los que obtuvieron nuestros colegas soviéticos con el pequeño Pablick Morosov, y que ansiamos repetir, en nuestros pequeños orgullos, nuestro FARCitos.

Ahora, ¿porqué la crítica, la envidia?, la respuesta no puede ser otra que el miedo que siente el imperio y sus cachorros, al ver a nuestros FARCitos con su trapo rojo amarrado al cuello que les luce de un chick, gritando todos juntos así verdecitos con rojo, cual aceitunas rellenas con pimentón para las hallacas, las consignas memorizadas sin traducción, porque la mitad de lo que dicen no lo entienden. De ahí nace la envidia y toda esa alharaca que se ha formado en torno de nuestros FARCitos, que simplemente vienen a ser esa generación que tanto necesita un proceso tan debilitado por la corrupción, los embustes, porque hay que ver que son bien mentirosos, para sobrevivir un poco más en terapia intensiva y mantener la FARCsa.


Fernando Pinilla

abril 12, 2010

Los Hombres de Negro...



Los Hombres de Negro (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 11 de abril)


Hay noticias que no sorprenden, aunque crea mucha gente que es así. Por ejemplo el destape de Ricky Martin, que creo el único que no lo sabía era él, porque desde el año 96, ese chisme era más popular y repetido que el regalo de la réplica de la espada de Bolívar a cualquiera que llegue y se entreviste con nuestro primer mandatario.

Pero hago referencia a esa aburrida “bomba”, del caso de Ricky, que como digo seguramente el próximo disco se venderá como pan caliente, para hacer entender que ciertas noticias no sorprenden. Lo que es una realidad, es como dan material para hablar en la oficina, en la casa, con una birra en la mano, y hoy en día lógicamente por Twitter.

En esta ocasión mis queridos y siempre bien ponderados lectores, no pienso hablar de política, y muchos se preguntaran: ¿qué te pasa Pinilla?, ¿te sientes bien?, pero créanme que no me pasa nada, bueno, nada de que preocuparse. En este país generalmente, el que no tiene novedad y está tranquilo, es porque se encuentra tres palmos bajo tierra.

Pero bien, para no seguir extendiéndome, y sabiendo que se encuentran con la incertidumbre a flor de piel, paso a hablar del tema que quiero compartir con ustedes. De moda está, aunque no es noticia nueva, ni bonita, los casos de abusos por parte de los llamados “embajadores de Dios en la tierra” contra menores de edad. Pero realmente acá entre nosotros, y pidiendo disculpas si llego a herir susceptibilidades, pero actuando así, en realidad parecen los embajadores de “dios”, pero del dios Baco, este último dios mitológico romano del vino y las orgias, del cual se deriva el nombre bacanal.

Realmente este chisme viejo, pero que aún crea sorpresa, cuando se habla de los “hábitos” y no precisamente las prendas religiosas conocidas con este nombre, sino las mañitas de algunos “varones de Dios”, que terminan por acumularse con la chorrera de abusos, e historias que terminan de teñir bien oscurita como la sotana, la fama de la iglesia Católica. ¿Quién olvida la Santa Inquisición? Actualmente hubieran gozado un mundo con Adriana Azzi, Hermes, y Walter Mercado. A toditos los hubieran convertido en asado argentino o en show de carnes brasilero, y a la Cristina Kirchner, de una la hubieran quemado sin interrogarla ni nada, solo le veían la cara y al asador.

Es que la iglesia Católica, se ha empeñado en labrarse una mala fama, que pareciera que no quieren dejarle nada a ningún otro grupo religioso, y últimamente con esos “pecaditos” que para ellos no se comparan con las atrocidades de grupos extremistas Islámicos, llámese: La Piedrita, los Tupa… ¡no, no!, disculpen esos son extremistas, pero no islámicos. Pero volviendo al tema, que realmente da para mucho, increíble los escándalos de cada curita.

Y si por lo menos fueran al estilo del Padre Alberto, digo yo. Porque ese no abusó, ese lo que hiso es que gozó. Sí, nos vio la cara de gafos, por no decir otra cosa a muchos, pero a la 90.60.90, (y eso no es un capítulo y unos versículos de la biblia) a la que le echaba cremita en la playa y con la que posteriormente contrajera nupcias, créanme, de verdad que no la obligaron a nada, y mayorcita de edad es la niña.

Pero por Dios, estos curitas usan aquella cita bíblica que se encuentra en el evangelio según Mateo, (no que le hicieron un mateo a este libro bíblico) pero de forma bien equivocada y distorsionada. Como diría mi querido padre, los panas están leyendo la biblia al revés. Sí, porque se imaginan que alguno de los “hombres de negro” se les ocurra la brillante idea en plena misa de decir:

“Hijos míos, Jesús dijo, y yo lo apoyo: Dejad que los niños vengan a mí; y no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de los Cielos”
Será para que de la iglesia salgan las personas en combo corriendo, sin dar diezmos ni nada. Ojo, y no culparía a los feligreses. Los embajadores de Dios, con sus gustos un poquito distorsionados lograrían un efecto repelente más fuerte, que el que provoca nuestro gobierno a las inversiones extranjeras que no sean rojas ni coloraditas.

Y no nombremos al papa. El señor, no conforme con su curriculum y su mala fama de ex soldadito nazi, se dedica según parece a encubrir a sus coleguitas y sus pequeños deslices. Eso se llama solidaridad, ustedes son los que ven eso mal de parte del sumo pontífice, y no se dan cuenta de lo hermoso de ese acto de amor por el prójimo, aplicando el gran mandamiento de Jesús, aquel que reza: ámense los unos a los otros. ¿Y qué mejor forma de demostrar ese amor que tapando, barriendo los secretitos debajo de alguna lujosa alfombra del Vaticano (Sin relación alguna con Batman y la baticueva) y no permitiendo el vituperio público? Como se dice en el argot popular: Entre bomberos no se pisan las mangueras. Y esas mangueras mira que son candelas, pero apagando donde no hay fuego.

Lo que si ando ligando de verdad, de corazón, es que Dan Brown, no se entere de ésto. Me refiero al escritor del Código Da Vinci y Ángeles y Demonios; ambas novelas en las que pareciera que este autor le tuviera cierta idea a la iglesia católica, y no me explico de verdad los motivos, para ensañarse en calumniar a la iglesia. De lo que estoy seguro, es que se entera del chisme y seguramente va y saca una novela titulada: El código BeneAdictino.

De verdad espero que los “hombres de negro” se abstengan de seguir con sus prácticas distorsionadas y que den la cara. Como diría mi gran amigo Alvarito Uribe: Muchachos… ¡sean varones! De verdad, no cuesta nada. Lean la biblia por primera vez, y recuerden que robar es malo, y aún más inocencias.

Fernando Pinilla

abril 06, 2010

Ilustraciones en prensa...

Estas son algunas ilustraciones publicadas en el diario Últimas Noticias.






Caricaturas La Voz, La Región y Líder en Deportes.

Continuo montando algunas de mis caricturas diarias en prensa venezolana. Si quieres verlas todas sígueme por Twitter: FMPinilla o por facebook. Pinilla, caricaturas y más. Espero que les gusten.






abril 05, 2010

"A Media luz"



"A Media luz", (Columna "Trompo en la uña" diario La Región, 04 de abril)

“…Y todo a media luz, que es un embrujo el amor, a media luz los besos, a media luz los dos. Y todo a media luz, crepúsculo interior. ¡Qué suave terciopelo, la media luz de amor!”

Caminando por Caracas, recorriéndola el día viernes en la noche, cuando me disponía a intentar divertirme y des estresarme escuchando algo de musiquita, echando un pie con algunas amistades en nuestra amada, pero olvidada y cada día más deteriorada ciudad capital, me vino a la memoria esta hermosa milonga, que fuera interpretada a mediados del siglo XX por artistas como Nat King Cole, Libertad Lamarque y Sarita Montiel entre otros. Fue así que miré la luna, suspiré y me perdí embriagado en los complejos caminos del romanticismo, porque estando en una ciudad "A Media luz", imposible no sentirse romántico.

Comprendí entonces que no sufrimos de un problema eléctrico, por el contrario gozamos de una atmosfera, que se presta para el amor, el romance, sí… (Suspiro)
Allá ustedes que no lo han notado y no lo han disfrutado, no han dejado que su imaginación vuele y vuele, camine por las nubes, permitiendo ser cortejados por el ambiente que ha creado solo pensando en usted, nuestro gobierno.

Imagínese usted llegando de la oficina, desbordado en estrés, con tantos problemas en la cabeza, tantas preocupaciones. Mete la mano en su bolsillo, saca las llaves e introduce una sola, que abrirá la puerta a un mundo mágico inimaginable. Al cruzar por el marco de la puerta, lo espera la penumbra, pero en el fondo, en la mesa del comedor, aguardan unas velas. ¿Lo imagina, lo visualiza?

Su casa que en otro momento estaría esperándolo para recibirlo con el acostumbrado alboroto propio de la hora, la luz molesta de las lámparas del techo y en los muebles ya no lo hace, pensando en el relax, todo está “A Media Luz”. Su gobierno, preocupado solo por usted, ideó todo un plan, para trasladar el romance del mejor cine romántico a su casa. Usted disfrutará de sus alimentos como merece, su esposa radiante de felicidad será el centro de atención a todas las miradas, que estarán fijas en ella y su silueta que dibujará la luz de la luna; confidente y cómplice de todo lo que usted estará viviendo. Y al final ambas figuras se fundirán en una sola cuando estén “A Media Luz”.
¿Por qué tanto alboroto entonces? Lo que sucede es que la oposición, cachorros del imperio, que por décadas se han encargado de robarnos el romance y transformarlo en algo banal e inservible, quieren ver una cara negativa, que estoy demostrando que no existe, y que ha sido mal interpretada casi a priori.

El romance es lo que necesita el país y que nuestra ciudad capital carece desde hace muchos años, por esto en una atrevida y audaz táctica, nuestro gobierno a fabricado las condiciones apropiadas que debemos disfrutar, sentir, vivir, para que nuestra nueva realidad “A Media Luz”, no sea malinterpretada distorsionada y llevada a un campo irreal, donde una crisis energética nos consume cada día.

¡No!, me niego a aceptarlo, esta nueva realidad me llena cuando veo la luna, cuando camino románticamente con alguna hermosa chica por las calles a oscuras de Caracas. Me siento casi Pepé Le Pew, el simpático zorrillo francés que hubiera tenido su deleite completo en nuestra actual situación. ¿Por qué ser presa del egoísmo que nos puede hacer perder esta oportunidad maravillosa?

El viernes supe y entendí las dimensiones de tener una ciudad a “A Media Luz”, las ventajas románticas se desbordan y nos llevan a palpar lo que nuestro romántico gobierno ha querido desde un principio y como dije algunas líneas más arriba, no hemos podido entender.

Nuevamente nos vemos en la disyuntiva de aceptar que algo bueno vivimos y evoluciona hacia algo mejor. Que el romance se siente en cada esquina de la ciudad y casi del país. Esa molesta esfera de aquel refresco imperialista ya no brilla entorpeciendo a las parejitas de choros para ver la luna, ni las odiosas vallas de la autopista nos inducen a consumir, miles de productos innecesarios, que solo enriquecen a las oligarquías capitalistas, pero sobre todo insensibles.

Casi lo puedo ver, la pareja en el baño a las luz de las velas, y como tampoco tenemos agua, usando la totuma para bañar el cuerpo de ese ser amado que seguro nos esperara ansioso/a de ser cubierto por la pasión que llega a su plenitud de sensaciones “A Media Luz”, esa misma que en otros tiempos no habría podido ser liberada como esperamos en nuestras ansias y fantasías mas secretas. Ella será Jane y usted amigo lector su Tarzán, o viceversa, el orden de los factores no altera el resultado. Usted será Mari Jane y su pareja con el antifaz dejando a la vista los labios entreabiertos su Hombre Araña, y disculpen que use personajes imperialistas.

El punto es, que usted podrá dedicar alguna canción, ¡en vivo!, ya que los costosos y muchas veces molestos equipos de audio, no podrán funcionar. Así ni el pequeño hijo del imperio conocido como Ipod (pronúnciese como suena y no se deje implantar extraños vocablos ajenos a nuestra lengua), ni los molestos equipos de sonido con sus cornetas llenas de alaridos que dañan el sistema auditivo, serán estorbo. Tomarán su guitarra muchos hombres y cantaran hermosas piezas musicales, con su rostro casi cercano al lóbulo de la delicada orejita de su amada.

¡De verdad que emoción siento!, me embarga de tal forma que solo de recordar lo que experimenté caminando por las calles de Caracas “A Media Luz”, me invitan a seguir escribiendo, pero los caracteres se me acaban amigos lectores. Lo importante y como mensaje final que quiero dejar, es que debemos dar gracias por esta oportunidad de experimentar el romance a pleno, sin límites, sin obstáculos, solo ustedes, la noche cómplice de los poemas, de los besos que disfrutaran “A Media Luz”.

Fernando Pinilla