Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


mayo 27, 2014

Discurso de Chaplin... ¡GENIO!




Lo siento.

Pero yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio. No quiero gobernar ni conquistar a nadie, sino ayudar a todos si fuera posible. Judíos o gentiles, blancos o negros. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos. La buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas.

Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco.

Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.
Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo.

Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.

Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oirme, les digo: no desesperen. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.

El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que le quitaron al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.
Soldados.

No se rindan a aquellos que en realidad los desprecian, los esclavizan, reglamentan sus vidas y les dicen qué tienen que hacer, qué pensar y qué sentir.

Les barren el cerebro, los ceban, los tratan como a ganado y como carne de cañón. No se entreguen a estos individuos inhumanos, hombres máquinas, con cerebros y corazones de máquinas. Ustedes no son ganado, no son máquinas, son Hombres. Llevan el amor de la Humanidad en sus corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que no aman y los inhumanos.

Soldados.

No luchen por la esclavitud, sino por la libertad. El el capítulo 17 de San Lucas se lee: "El Reino de Dios está dentro del Hombre, no de un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…¡en ustedes!" Ustedes el Pueblo tienen el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, ustedes el Pueblo tenéis el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravilosa aventura.

En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres trabajo y dé a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Con la promesa de esas cosas, las fieras alcanzaron el  poder, pero mintieron. Nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.

Luchemos por el mundo de la razón.

Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad.

Soldados.


En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.


Charlie Chaplin en El Gran Dictador, 1940.

mayo 26, 2014

Despierta y reacciona



Despierta y reacciona (Columna Trompo en la uña, diario La Región 26/05/2014)  

Cuando se es presa de la doble moral y el doble discurso, es complejo que una persona se muestre coherente entre sus palabras y sus acciones. Es un caso de estudio, porque habría que buscar en su patología para definir conceptos y hasta aventurarnos a buscar curas a este mal.

El problema de Venezuela, o uno de los que nos aquejan, es el legado del comandante que, se puede traducir, como una actitud ignorante y ciega ante las circunstancias que nos rodean. En muchas ocasiones lo he definido como ignorancia, término que a algunos no les gusta, pues me comentan de los estudios propios o de fulano y sultano. Pero partiendo de la premisa que, falta de sentido de pertenecía, falta de dignidad, de objetividad son ignorancia; entonces nos entendemos mejor.

En estos días publiqué una caricatura en la que se describía la actitud de aquellos adeptos al oficialismo que, por 15 años, han recordado, cansinamente, los abusos de las GN en tiempos de la cuarta y aquel miedo que se convirtió en abusos contra la izquierda en los primeros años de la democracia. Lo recuerdan, lo repiten y lo usan para el ya trillado, “no volverán”, como si los protagonistas fueran los mismos individuos y las sociedades no evolucionaran. La caricatura mostraba la posición, absurda, de aquellos que critican los abusos contra el que, supuestamente, intentara, en aquellos años, enarbolar una bandera de un ideal distinto al común, pero son los mismos que generalizan llamando a todo opositor y estudiante, delincuente, y aplauden los abusos registrados en fotos, videos y circulando en este momento por las redes sociales. ¿Este abuso y violación de DDHH si es chévere? ¿Es bueno un tipo de violación de DDHH?

Si partimos de la premisa que, Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, ojo, de TODOS, no de una parte, de una fracción, o de un tipo de seres humanos, entonces somos contradictorios al abogar a favor de aquellos que cometen estos atropellos y de quienes los ordenan. A esta altura, todos los adictos, digo, adeptos al gobierno, me dirán que esa caricatura y mi argumento no es válido, porque hubo destrozos, violencia de la derecha y bla, bla. Primeramente, ¿los que causaron los destrozos que, habría primero que investigar y ver si todos son opositores realmente, no son seres humanos? ¿La 

Declaración UNIVERSAL De Los Derechos Humanos dice en alguna parte que a quién infringe la ley si se le puede dar unos buenos coñazos, humillarlos y abusar de ellos de todas las maneras posibles? Creo que no. No apoyo ni apoyaré que a nadie, aunque piense distinto a mí, se le veje en su humanidad y en su integridad física y moral.

Los estudiantes que no están enmarcados en su derechos constitucional y caen en violencia (hay que ver si son opositores) son seres humanos, tienen familias y todos gozan de los mismos derechos, según aquello que los oficialistas usan como papel tualé, pero sigue siendo la constitución. La lucha y el compromiso de estudiantes como Sairam Rivas, presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la UCV, es transparente y comprometido con un cambio democrático y legal, con la mejora de las situaciones en las que nos vemos afectados todos, sin distinción de color político. Pero ella, como muchos otros, tiene prohibido pensar, manifestarse en contra, ni de manera legal, como hizo ella, ni de otra manera. Hay que violarle los derechos humanos porque sencillamente es una escuálida que merece ser atropellada y sacada del campo de juego.

El legado del comandante no les  permite a las personas ser objetivas y justas, en medio del drama que se vive y en el que la negociación debe ser inmediata, porque el país no es presa de El Nacional o Leopoldo López, sino de una mala gerencia que ha condenado al aislamiento y la bancarrota a toda una nación y todos sus sectores económicos. Se critica lo difícil de conseguir alimentos en la cuarta, pero se es feliz en las colas de la quinta. Se critica los malos servicios, como el gas, en la cuarta,  que primeramente se tendría que analizar, qué es malo, para ellos (el gas antes no faltaba); pero se aplaude que se haga cola para comprar gas, comprar cemento, o se sufra para conseguir repuestos para los vehículos. Finalmente todos repiten como autómatas, es culpa de la derecha, del saboteo, del imperio, etc, etc. Señores, abramos los ojos y dejemos el fanatismo de lado. No sé quién es la persona idónea para arreglar este desastre, si existe, o si está en algún lado; pero la verdad es que se necesita un cambio democrático. La realidad es que debemos tener amor propio y no aceptar todo lo que pasa en el país, porque me cuesta decir que me equivoqué en lo que creo.


Es válido que les guste el rojo  u otro color, lo que no es válido es que pensemos que el país mejora perdiendo la capacidad de crítica, cerrando los ojos y diciendo a aquello que hemos criticado en el pasado, ahora si es bueno. Querer vivir bien, mejorar en la vida, no es pecado, es nuestro derecho; es una meta individual y finalmente colectiva. No conformarnos con lo malo, por terquedad o fidelidad a una tolda política, es el accionar correcto de ciudadanos maduros y responsables. Ser críticos mejora, si tanto amamos el PSUV, para que sus representantes sean de calidad. Cuando el futbol un técnico no lo hace bien, sencillamente se tiene que ir. Las promesas no clasifican a mundiales ni dan títulos. Lo mismo pasa en los países. Si un gobierno no hace mejoras notables (comparémonos con Suecia, Islandia, Bélgica, Suiza), entonces no estamos mejorando. Somos pobres, porque ni gas para cocinar hay, y si lo tenemos, no hay realmente comida. Como diría el papa, Juan Pablo II: “Despierta y reacciona” 

Fernando Pinilla

mayo 11, 2014

Salve caricatura.



Salve caricatura. (Columna Trompo en la uña, diario La Región 11/05/2014)  

Cuando Wibke von Bonin, historiadora y publicista, tuvo el privilegio de entrevistar al artista plástico, vivo, más importante del mundo, Fernando Botero, le preguntó si Nueva York y su movimiento artístico habían influido en su trabajo. En aquel momento, su respuesta fue tajante: No. El amante de los volúmenes, el hombre que no pinta gordos, según afirma, sino que los ve flacos; afirmaba que su arte volumétrico,  neorrenacentista contemporáneo,  era opuesto al abstraccionismo que reinaba, y lo hace, en el arte mundial. “(..) Desde luego, me gusta la pintura abstracta de la escuela de Nueva York, pero para forrar muebles y hacer cortinas.” Afirmó

No me atrevería a contradecir a una leyenda del arte, a un exponente de la pintura, la escultura, capaz de generar tanto magnetismo en el público, quienes se identifican con sus volúmenes exagerados, con su paleta rica en pasteles y su crítica constante a la sociedad. Sin embargo, muchas consideraciones nacen tras esta aseveración a la hora de hablar de arte en Venezuela, y más, cuando se denigra a la caricatura, hija de los grandes artistas florentinos de la escuela de los Medici, quienes fueron los primeros en usarla como modo de expresión y de crítica.

La Venezuela moderna vive su oscurantismo presa de los 14 años de revolución y de una manera extraña de ver la vida. Si bien es cierto que los movimientos culturales intentan con uñas mantenerse a flote en medio de una realidad adversa que prioriza la necesidad de subsistencia, antes que la cultura; igualmente es presa de ignorancia (En este caso no inoculada por el gobierno) y de una mezquindad que busca el beneficio propio y no de terceros. La caricatura cae en la rosca que cierra puertas y ahoga más a aquellos que intentan continuar sembrando cultura. Si no eres de la movida, la lucha es ardua y hasta asfixiante. El escenario no puede ser más desolador: por un lado un gobierno sectarista que sólo impulsa medianamente a aquellos que ondeen la bandera roja con el martillo y la hoz, y por el otro, una movida artística pobre, limitada de espacios y de propuestas que termina haciéndose un harakiri, en medio de un egoísmo rancio y vulgar que raya, como dije, en ignorancia.

Si bien aunque coincido con mi tocayo, Fernando Botero, y no soy entusiasta del abstraccionismo y termino por verlo más, en muchos casos y salvando a algunos artistas, como una excusa para hacer cualquier vaina y venderla cara; no soy tan tajante de creer que no aporta al arte. Obviamente dista de los grandes maestros del renacimiento; Miguel Angel, Leonardo, Rafael, El Greco, Boticceli; de los holandeses Rembrandt y Rubens, de los españoles, Velázquez o Julio Romero de Torres, de los venezolanos, Michelena, Tovar y Tovar y de mi movimiento favorito, los impresionistas: Renoir, Monet, Manet, Degas. Sin embargo entiendo la evolución y las búsquedas como la de Picasso y Miró por reinventarse y expresar, pero sin llegar a lo que el propio artista malagueño llegó a ver como futilidad y banalidad, tras  entender su capacidad de hacer una raya y venderla a precios absurdos por ser un “Picasso”.

Soy un fiel creyente y defensor de lo figurativo, de lo inidentificable, de aquello que, como dice mi maestro, Carlos Galindo, “Sancho”; no necesita explicación para entenderse. De aquello que nuestros sentidos identifican por naturaleza y no necesitan un curso intrínseco para su asimilación. Si bien una caricatura muchas veces puede ser catalogada como una arte menor, sigue manteniendo en su esencia, para mí, la base de la pintura: el dibujo. Ciertamente una buena mancheta dice mucho, pero es el dibujo el que termina llevando mensajes, muchas veces, sin la necesidad de la anterior. Las palabras sobran ante las imágenes, en dibujos, fotografías y  pinturas. Dice Botero: “¡Esa es la fuerza del arte! Cuando los periódicos no hablen más, el arte está ahí para recordar. En ese sentido es inofensivo. No cambia nada, pero tiene la fuerza de hacer recordar.”

En Venezuela, aunque la caricatura de la mano de Zapata, Fonseca, llegó a ser reconocida de manera ambivalente como una forma de periodismo y de arte, son pocos los espacios que se abren para esta expresión artística en la movida caraqueña. He contado con la suerte de conseguirlos para mostrar mi trabajo, pero, a veces, parece que sólo algunos apellidos mueven la fibra sensitiva de apreciarla como una expresión artística. Se le cierra la puerta, descaradamente, en muchas galerías, por no entrar en sus importantes cánones de apreciación. “Un arte menor”, tildan groseramente ignorantes, algunos expertos que se pierden horas en líneas y colores y no aprecian la sutilidad de un dibujo expresivo, directo y artístico. Usan  la censura de excusa para no abrir la puerta a muestras de colegas que buscan espacios para exponer sus trabajos, pero cuando la muestra está compuesta de otro tipo de caricaturas, igualmente dan el mismo portazo, presas de una inopia que los lleva a su propia limitación, y lamentablemente, a la merma del patrimonio artístico nacional.

El arte que adolece, desde hace 15 años, de impulso, termina agonizando en un país que se debate entre sus miserias y fantasmas. La caricatura es y será una de las expresiones artísticas más populares del mundo, y detrás de muchos caricaturistas se esconden, o se encuentran, pintores sublimes que priorizaron por la caricatura, por pasión y no por carecer de talento. El caso de Bill Watterson, creador de la tira cómica, Calvin y Hobbes, es uno de esos. Un magnifico dibujante, acuarelista y pintor. Sus marinas en Estados Unidos son legendarias.


Cerrarle la puerta a la caricatura, por la excusa que sea, termina siendo callar una expresión artística que se multiplica, se reinventa, evoluciona en el mundo y termina cumpliendo a cabalidad la finalidad de toda expresión artística: llevar un mensaje, como un día lo hizo la Guernica de Picasso denunciando la barbarie y la maldad. Salve caricatura.  

Fernando Pinilla        

Así fue "Denuncia con humor".

Excelente jornada de "Denuncia con humor" en el Mercado Plaza Los Teques. Una oportunidad de  enseñar a grandes y chicos a expresar sus ideas, a ser críticos, a disfrutar de nuestros derechos a expresarnos y a pensar distinto. Gracias a Fundación Los Teques y mi diario La Región.









Álbum del mundial con el diario Meridiano!!

Aunque el papel no se consigue, gracias al gobierno, en la prensa seguimos con la convicción de luchar y de seguir sacando sonrisas a los venezolanos. Es por eso que con el diario Merdiano hoy puedes reclamar tu álbum de barajitas con caricaturas mías del mundial. No lo dejes de buscarlo y disfrutar!! Acá les dejo la primera entrega de barajitas!!














mayo 03, 2014

Denuncia con humor!!

ATENCIÓN: Caracas, San Antonio de los Altos, Carrizal, Los Teques. Vivimos una época en que expresarnos y ser críticos es vital. El silencio nos hace cómplices de lo que vivimos, así que les enseñaré, amenamente, a criticar con humor. ¡No se lo pierdan, corran la voz!



Caricaturas musicales!!

Acá les dejo una muestra de un proyectico en el que estoy trabajando. Edith Piaf, Charles Aznavour y 
Frank Sinatra, Felipe Pirela y Bob Marley... Espero que les gusten.








Más de FOLIPE!!


Acá les dejo algunas viñetas de Folipe, espero que me ayuden a correr la voz y a posicionar a este simpático
perezoso y su amiga Patty.