Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


agosto 29, 2013

El Nacional y edición aniversario del diario La Región...

Han sido días de mucha satisfacción. Entre algunas cosillas nuevas, están las ilustraciones que he realizado para el diario El Nacional de Venezuela (las dos últimas) y la edición 30 aniversario del diario La Región, también de Venezuela, en la que colaboré con casi toda la edición ilustrada por mí. Acá algunas fotos de como se ven.






agosto 12, 2013

Venezuela, tierra de milagros...



Venezuela, tierra de milagros, columna,Trompo en la uña, diario La Región, 11/08/2013

"Después de esto, Jesús gritó: "¡Lázaro, levántate y anda!" y Lázaro, amigo de Jesús, se levantó de entre los muertos, y volvió a la vida. En el evangelio según San Juan, capítulo 11, versículo 43, la biblia nos enseña uno de los capítulos más emocionantes de la historia bíblica, sin duda; la resurrección.

En Venezuela no estamos lejos de este tipo de milagros. Es un hecho que Nicolás se esfuerza por hacer milagros tan poderosos como los realizados por el Cristo. El caso más reciente, es sin duda, el de Francisco Garcés, a quién en el PSUV, de mala manera y con la sonrisa más falsa que un billete de 500, le llaman “el gallo” para Guaicaipuro.  En noviembre de 2011, el difunto, anunció la muerte política de un accidentado ministro de Transporte y Comunicaciones, personaje, que, como suele suceder, no dio pie con bola en su cargo. Las críticas le llovieron de propios y extraños, al dueño de los rulitos toing toing, el David Bisbal rojo, que luego de pasar sin pena ni gloria por sus cargos, fue disimuladamente sacado del cargo y enterrado políticamente.

Según comentan, las mujeres lloraron; Iris, Cilia, y se acercaron al ungido, y le recordaron de aquella muerte política tan dolorosa. Entonces Nicolás se paró junto al sepulcro de este y gritó: "¡Francisco, levántate y lánzate!", y dejando el sudario bajo el que estaba escondido, Francisco salió al sol, movió los rulitos toing toing, y luego de viajar en un vuelo chárter se colocó su paracaídas y se lanzó en Los Teques, aterrizando justo encima de la pobre Wisely Álvarez, que sonrió forzadamente y dijo: ¡Ah, es el gallo… del PSUV para Guaicaipuro!

Sin embargo, este caso de resurrección política que tiene asombrada a la iglesia Católica, tanto así que el papa Francisco parece enviará a alguien a constatar este hecho, no es el primero realizado por el ungido del difunto. Hace unos meses, uno casi similar se presentó en Miraflores. Todo comenzó en diciembre de 2009, cuando en su programa dominical, el finado, anunciara que, a raíz del escándalo desatado por la detención de su hermano Arné, el ministro del P.P. para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, Jesse Chacón, sería raspado de su cargo. Tras la  intervención de siete instituciones financieras, por parte del Ejecutivo Nacional, que revelaron el chanchullo del hermano de Jesse; este fue enterrado políticamente y mandado al limbo de las encuestadoras, lugar en que deambuló cada mañana, en la que reunía periodistas para dar ruedas de prensa e informar de sus números mágicos. Con el entusiasmo de una tortuga tomando Valium, nos deleitaba con encuestas como: Aunque la mayoría de los venezolanos tiene fe en Dios, 56% de la población no cree en los sacerdotes y 46% no cree en el infierno. 48 de cada 100 venezolanas y venezolanos tampoco confía en el Papa. El cielo de las católicas y los católicos es real para 89% de la gente.

También determinó, mediante la investigación, que Jesucristo resultó ser un personaje muy popular; incluso, más que la Virgen María. Otra de las clásicas piezas de humor fue la que lanzó el siguiente resultado: “82% de las venezolanas y los venezolanos se declaran muy felices o felices”. Otros estudios revelaron que el 99% de las venezolanas y los venezolanos les gusta no tener papel tualé, y que en cambio aman las hojas de plátano. Además otros números indican que a los venezolanos nos gusta hacer colas y por eso el gobierno nos quiere complacer. 

Luego de estar echando carro durante un buen tiempo, como premio de consuelo, Nicolás mandó un soplo de vida política que llenó los pulmones de Jesse, quién salió del limbo y volvió con los vivos a jo… digo, a trabajar como ministro de energía. Sin embargo comenzó con pie izquierdo, tras prometer sin pensar que: "Si en 100 días no se logro lo que está planteado, entrego el cargo para que venga otro que pueda hacerlo". Cabe destacar que ese periodo comenzó  a correr el 7 de mayo, y el próximo jueves 15 de agosto se vence el período que propuso para cumplir su objetivo. Como las evidencias pueden más que la propaganda, ustedes podrán darse cuenta que el objetivo, no se ha logrado. Ya veremos sin Jesse lleva pantalones para cumplir.

Realmente Venezuela es un país de milagros, dónde nada sorprende. Luego de ver muertos que votan (210 mil difuntos han estado activos como votantes), es casi un chiste ver muertos políticos que vuelven a caminar entre nosotros, como el caso de Garcés. Nada sorprende en esta versión roja del realismo mágico, en la que pseudo cantantes y malos peloteros, valen más que la militancia trabajadora; dónde no conocer tu municipio o estado, no es impedimento para aspirar a dirigir los destinos de los pueblos de cada zona. 

Lamentablemente el circo está armado, hasta los que arengaban en el pasado a favor de RCTV, hoy son nuevo militantes, candidatos showman que se arrodillaran, seguramente en la campaña. Imagino que, de quedar en el cargo, y ante la mala situación económica del país, nos gritaran desde la alcaldía: “¡aprieta y mama!”, y cuando necesitemos respuestas a nuestras necesidades, sólo recibiremos: “bla bla bla”.
Esa es la nueva política Venezolana. De Rómulo Gallegos y su tocayo, Betancourt, al circo de Miraflores. 

Se acabó la preparación, la trayectoria, los planes de gobierno; enchúfate bien y te sale algo, parece el lema más popular.  No hay nuevos liderazgos, porque ser líder emergente representa un rollo, un peligro a las macollas que están más agarradas que garrapatas, y esto último también aqueja a la oposición, que se muestra sin ideas, con rostros corruptos hablando de Unidad y cambio; algunos pactando y al pueblo embaucando (hice un verso sin esfuerzo) con varios candidatos mediocres que resumen más de lo mismo de los rojos.

Esperemos un milagro de verdad, por ahora, la cosa no pinta buena.

Fernando Pinilla


agosto 05, 2013

Turismo "0"




Turismo "0", Columna,Trompo en la uña, diario La Región, 04/08/2013

La mentira dura, mientras haya quién la crea. Ya hemos repasado en infinidad de oportunidades, como durante los últimos 14 años, lo único que sostiene este régimen son mentiras. Pero por una sencilla razón: hay quién quiere creerlas.

Las mentiras que propagan a nivel gubernamental con  la maquinaria de propaganda, se han convertido en un monstruo; uno con el que hay que luchar, pues parece ahogar la verdad. Un ejemplo claro, insisto como en otras oportunidades, es el turismo. La semana pasada en una parte de mi columna, preguntaba: ¿cuál es la definición de turismo socialista? Y creo más importante, ¿dónde pensamos llegar con ese concepto? La definición habla de un modelo que crea las condiciones necesarias para tener acceso al turismo modesto, sin medios sofisticados, sin lujos; administrado por asociaciones sin fines de lucro, todo enfocado como un servicio social. Otra de las finalidades es dar acceso al turismo a un gran sector de la población que carece de las condiciones para hacer turismo.

Las contradicciones y las mentiras sobran tras la definición. En reiteradas oportunidades se ha escuchado hablar al ministro actual, como el anterior, hablar de su interés por potenciar a Venezuela, de impulsar al país como un eje importante de turismo en Latinoamérica, apoyado en su potencial turístico innato. ¿No van esas intenciones en contra de un plan de turismo modesto?

La mentira se cae sola, es ridículo hablar de turismo “modesto”, cuando se aspira generar ingresos. Simple palabrería vacía, simples campañas sin bases: ¿Qué es turismo socialista? ¿Una página web, en el caso de la nueva campaña (otras más de las tantas que se han hecho en estos 14 años) “El destino más chévere, Venezuela”? En Venezuela hemos creído que hacer una campaña, de lo que sea, es diseñar un logo, una página web, algunos boletines de prensa, y luego para la gaveta del escritorio. Millones de bolívares invertidos en campañas sin ninguna trascendencia.

La realidad es que el turismo es sólo una muestra más de la ineficacia de planes sin base. No se puede hablar de turismo socialista, o, turismo eco socialista, terminología vacía que no trabaja directamente las carencias de un país con todo para dar y sin nada que ofrecer. Ciertamente el país destaca por las maravillas que le dio Dios, y no es necesario fabricar un Universal o Disney, venezolano, para ofrecer diversión. No necesariamente hay que producir un choque ambiental y desgastar las bellezas naturales, para ofrecer diversión; pero es falso que en medio de miseria se pueda ofrecer una propuesta llamativa.
No se puede hacer turismo en un país cuya criminalidad esta desatada, fuera de control, aún cuando la propaganda diga lo contrario. Yo le creo a la voz de las personas de la calle, a la que roban, matan, y no son simples números escuetos en un boletín informativo.

¿Será que Jorge Alberto Guaca Morales, de 32 años, ciudadano colombiano que hacía turismo y por resistirse a ser robado en la playa Los Cocos (Isla de Margarita) terminó por recibir un disparo a la altura del cuello, causándole la muerte; le importarán los números, en papeles, de la “Gran Misión a toda vida”? o ¿será que a todas nuestras amistades robadas les importarán esos guarismos propagandísticos? Conozco un ciudadano Alemán que fue robado dos veces en un mes.

Si a este flagelo agregamos que, por ejemplo que, en la mayoría de las zonas turísticas, no hay siquiera un hospital de calidad, es decir; un accidentado deberá esperar horas para ser atendido. ¿Se puede hablar de activar el turismo? O quizás, sin medios de transportes adecuados a nivel nacional, vías de acceso limitadas y en mal estado, ¿se puede hablar de turismo? Vivimos en un país con una economía dependiente en su totalidad de las importaciones, dónde las pocas posadas de calidad y productos de calidad, son iniciativas aisladas de personas ajenas al gobierno, quienes luchan, contra la adversidad, sin apoyo del ejecutivo. Esta, no es la manera más lógica de construir un aparato turístico que genere ingresos y que posicione a Venezuela en los circuitos turísticos, no sólo por las bellezas, sino por ofrecer todo lo que se necesita.

En la revista número 47, de septiembre de 2012 de la revista Traveler, de National Geogrphic, se citan 50 tours inolvidables en el mundo, los cuales paso a enumerar, en el caso de Latinoamérica: Perú, Chile, Colombia, Uruguay, Argentina, Brasil y Costa Rica, en ese respectivo orden.  ¿Y Venezuela? En noviembre de 2009, el reconocido Chef internacional, Anthony Bourdain, visitó Ecuador y como epílogo de aquel programa, invitaba a conocer al país del meridiano, aunque reconocía que estaba eclipsado por el potencial que ofrecía, a nivel mundial, sus vecinos Perú y Colombia, en ese respectivo orden. ¿Y Venezuela?

El turismo no se puede improvisar, no se puede engañar. El país del cacao, no se puede conformar con ofrecer los “chocolates Paria”, una iniciativa minúscula y mal presentada del potencial nacional. No se puede ofrecer los helados Coppelia, que nacieron y murieron en el olvido, no se puede ofrecer la sangría La Goajira, iniciativa estéril; ni mucho menos llevar al “café Venezuela”, mala imitación de Juan Valdez en Colombia, lugar en el que quienes  atienden no tienen la mínima noción de cómo preparar un buen café, ni saben nada del tema. El turismo, como todo en la economía, necesita de la empresa privada, de las ideas pluralistas y no se basa en un monopolio ejercido por un estado.

El turismo no es limpiar una playa (que es necesario) es crear las condiciones como estado para que otros ofrezcan servicios y productos que hoy no tenemos. Se necesita que el gobierno abra el juego y permita el libre acceso a divisas, se active la producción nacional, se respete a la empresa privada y se recupere lo perdido. ¿Cuántos hoteles fueron usados por daminificados y jamás se pagó a los dueños por los daños?

Acá no hay turismo.


Fernando Pinilla

Trabajos recientes y proyectos...

Varios trabajos recientes, proyectos y más. Portadas de libros para Ediciones COBO, campaña NO TE ENGORILES, ilustraciones de la columna de Claudio Nazoa en la revista Clímax, caricaturas diarias en mi sección en los diarios La Voz y La Región; Pinillazos y mi sección para @Queleer.