Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


junio 14, 2010

Podredumbre noble



Podredumbre noble (Columna Trompo En La Uña, Domingo 13 de Junio)

Realmente es increíble, que la oligarquía vencida (no putrefacta), nuevamente redoble esfuerzos para destruir un trabajo único y titánico del gobierno, PDVSA, y PDVAL.
¿Hasta cuándo, lacayos del imperio?, ¿hasta cuando la ignorancia ya rancia y fermentada? Porque paso a explicar, el verdadero, el único y magistral motivo de los containers, que ustedes no se cansan de decir, estaban podridos.

Para todos aquellos, que en su vida han pensado que pueda existir una Podredumbre Noble, es decir algo casi de matices monárquicos, de exquisitez absoluta, déjenme decirles que están equivocados.

El plan de los containers de PDVAL, no se trata de ningún error, ningún Chanchullo por parte de los encargados de importar la comida, almacenarla y distribuirla, sino todo lo contrario. Tras este gran mal entendido creado por la oligarquía; llámese usted, escuálido resentido ignorante y despreciable, cachorro del imperio. Y no le digo como le dijo mi comandante al gobierno Israelí, porque esa palabra es pavosa (nosotros no tenemos esos sentimientos bajos).

Todo ha sido bien calculado, y bien planificado. Asesorado por expertos, por cerebros increíbles, hemos logrado trasladar un método fascinante, que se usa en la elaboración de ciertos vinos, a todos los alimentos, para sacar el mayor de los provechos a tanta comida, que ahora sí llega a los hogares venezolanos, porque hoy en día, ningún niño se acuesta con la barriguita vacía.

Podredumbre Noble, es el nombre que se le da a una enfermedad conocida científicamente como la botrytis cinérea, producida por un hongo que afecta a las uvas maduras. En este proceso, la uva va cambiando de color a medida que se deshidrata, se comienza a arrugar y queda completamente cubierta de un moho gris. Esto a su vez produce la perdida de agua, que ayuda a la concentración de azúcar y eleva la acidez de la misma. El resultado es un exquisito vino dulce, de calidad sublime, cuya máxima expresión se logra en Sauternes, Francia, con un tipo de uva conocido como Semillón, obteniendo el emblemático Chateau d´Yquem.

Este proceso, complejo, ha sido explorado y perfeccionado, ya no solo en vinos sino en otros alimentos, para obtener resultados increíbles que beneficien al soberano.
Desde hoy disfrutaremos de harinas, azúcar, leche y cuanto alimento importe PDVAL, con una calidad que solo paladares exquisitos, sabrán apreciar.

Es una realidad que los oligarcas generalmente quieren hacer creer a todo el mundo que conocen mucho del tema gastronómico, que solo ellos saben dar valor a una delicatez, pero nuevamente los rojos, rojelios, demuestran superioridad. No podemos decir que los seguidores del proceso, son una especie de raza aria, concepto etimológico que alcanza mayor aceptación en el siglo XIX y mediados del XX, que rezaba el origen casi celestial del hombre europeo blanco, cuyas lenguas tuvieran su raíz en el avéstico y el Sanscrito, y una serie de doctrinas adoptadas por el nazismo para apoyar su superioridad. No, nada que ver, esa teoría quedó casi silenciada y derrumbada por el suelo, tras un fracaso rotundo.

Sin embargo el proceso, y más importante su gente, muestran que a diferencia de esos equívocos, por estos lares el cobre se bate diferente, y con pruebas como la de la podredumbre noble, demostramos ser una raza que expresa su superioridad cada día, porque en socialismo lo extraordinario se hace cotidiano.

¿Cuándo pensó usted amigo lector llegar a tal perfección? Sé, que seguramente se muerde los codos mientras lee este sencillo ensayo sobre la grandeza de nuestra raza, que como dijimos no es Aria, sino podemos bautizarla como Árida (de lo seca y caduca), esa que toda le gente de la oposición intenta desesperadamente criticar y desprestigiar, pero que en realidad terminan haciendo el ridículo.

La podredumbre noble, ha venido a ser una de las mayores victorias de este gobierno. Por eso la caravanas alegres de payasos, ¡digo!, de seguidores felices apoyando a todo el equipo humano de PDVAL y por supuesto PDVSA, que no han hecho otra cosa sino mejorar la calidad de los alimentos en los containers experimentales, dotados de una tecnología bárbara, como laboratorios móviles.

Aún no conformes con todos los logros de PDVAL, estos héroes mudos, vituperados por la oligarquía capitalista (sin ningún parentesco con las Oligarquías boliburguesas), han reescrito y redefinido palabras, para los que son enemigos de por ejemplo el concepto de podrido, por considerarla desagradable y supuestamente sinónimo de algo malo o dañado. Esta lógica soCHalista, dice que nada se pudre; realmente se vence. Aunque como un canto a la victoria, y siguiendo el concepto enológico, usamos para referirnos al proceso de los containers, el término podredumbre noble, este último más apropiado para el resultado que se obtuvo, pero sin ignorar las verdades redefinidas sobre el concepto de podrido y vencido.

Como ve amigo, lector, no se trata de como han querido hacer creer los medio golpistas, y las oligarquías en proceso, no de podrirse en su miserias, sino de quedar vencidas, como descubrieron estudios y se aplica en la lógica soCHalista, sino por el contrario una victoria de un gobierno que ha venido para lucirse con grande obras, no con miserables cantidades, sino miles de toneladas de comida, que además nos damos el caché de reconocer que solo representa un 1% de todos los alimentos, a los que se les aplicó el proceso de la podredumbre noble.

Estoy ansioso para que pronto se termine de distribuir estos alimentos, algunos almacenados desde el año 2008, para obtener resultados de envejecimiento, y mayor concentración de azucares y superar con creces los resultados que durante siglos han obtenidos, los franceses con su vino Chateau d´Yquem, ya que hemos logrado ir más allá de la barrera de lo inimaginable y aplicarlo a todos los alimentos.

Ya no temo por los apagones, ni siquiera por que me expropien la nevera, ahora sé que no importa si los alimentos quedan afuera. Nada se pudre, solo se vence, y en definitiva en el gobierno hay muchas cosas “vencidas”.

No hay comentarios.: