Un poco de mi trabajo diario en prensa, proyectos personales y demás locuras de mi incansable mente. iidisfrútenlo!!


diciembre 08, 2014

Carta al niño Jesús



Carta al niño Jesús (Columna Trompo En La Uña, diario La Región, 07 de diciembre de 2014)b

Querido niño Jesús, en esta navidad, como siempre suelo hacer, te estoy haciendo llegar mi carta con los regalos que quiero. No sé si también quieres que te la mande por correo electrónico, twitter y faceboook, imagino que también te debes haber modernizado en este tiempo. Igual recurro al diario La Región para mandártela por acá, sé que a ellos los lee full gente, además que tienen muchos seguidores en redes sociales y puede que la veas ahí. Por favor pásame una confirmación de que la leíste, es decir te llegó. El año pasado te pedí un poco de vai…, de cosas, y ninguna me llegó. Imagino que si las mandaste por Ipostel por eso no llegaron, esa gente viene a mi casa y la de mis vecinos sólo a buscar el aguinaldo en diciembre. Si utilizaste Zoom o DHL, ahí sí me fregué, esos panas no son como FEDEX, en la película El Naufrago con Tom Hanks, ellos nada más llevan paquetes si la dirección es cerquita de su oficina. Te pido por favor no me mandes nada con esas empresas.

Mientras escribía, niño Jesús, aproveché para terminar de pensar en qué te pediría, he estado algo confuso. Obviamente me gustarían regalos normales: un Iphone, un Ipad, quizás unos pasajes a Europa, pero sé que los primeros están demasiado caros y lo último ni se consigue en Venezuela, y si los llegas a comprar fuera del país, los tracaleros del CENCOEX buscarán cualquier excusa para no venderme dólares, es decir, eso del famoso cupo. Acá aceptan sólo pasajes comprados en el país. 

Pero bueno, como te decía, no sé de verdad que quiero. Estaba pensando pedirte cositas de esas que acá no hay, pero no sé si será posible… ¿tú qué crees? Pensaba pedirte tres bombonas grandes de gas, porque PDVSA gas en Altos Mirandinos son puro cambur y pe…, digo, gases… (Espero no te pongas bravo por esa expresión que aprendí con el jefe de redacción del diario La Región, Daniel Murolo). Realmente sería útil recibir gas, pero no lacrimógeno que es el único que nos manda el gobierno, porque desde que administran el gas doméstico, pasamos más roncha que Candy Candy y Heidy juntas.

Otra cosa que me gustaría recibir serían unos 50 sacos de cemento a ver si puedo construir unas cositas. ¿Pesa mucho? No sé, por eso te digo que me digas más o menos hasta cuántos kilos puedo pedir. Acá eso es un rollo, el cemento no se consigue y aunque lo administran los rojos, la culpa seguramente debe ser de Leopoldo desde Ramo Verde. Pero no sé si será un buen regalo el cemento, así que te daré otras opciones. Espero no sea molestia traerme varios kilos de leche completa y descremada, antes producíamos hasta para tirarla en los ríos como sucedía en el pasado cuando había exceso de producción, y ahora de leche la vemos. Mi mamá siempre me dijo que era pecado botar la comida, creo ahora es realidad esa máxima, porque qué karma cargamos con la comida y ni qué decir de las medicinas.  

Si puedes tráeme varios kilos de harina pan, aunque si no, me conformo con La Lucha, que hacen unos productos buenos, aprovecho la cuña a ver si me regalan algodón de sus productos de aguinaldo. Yo no tomó mucho café pero a mi esposa y mis viejos si le gusta, así que también serían útiles. ¿Puedes traer medicinas? Acá estamos condenados a muerte sin ellas, pero no sé si puedes, conseguirlas porque no te imagino fabricándolas. Debo confesar que también me da algo de miedo que te agarren en la frontera con eso, o por alguna carretera en el país. Te pueden acusar de contrabandista, acaparador, terrorista, asesino paramilitar y si ven que eres menor de edad te mandan para el SEPINAMI y de ahí no sales derecho sino torcidito. Luego esperarían a que fueras adulto presentándote una y otra vez en los tribunales, y como suele suceder, jamás irían los jueces, aplazarían las audiencias, te pelotearían y terminarías en una cárcel venezolana, y eso acá, aunque no existe la pena de muerte, es casi lo mismo pero con otro nombre.

Pensándolo bien mejor no te expongas, son muchas cosas que faltan en el país por falta de divisas, por poca producción de materia prima y por no producir sino lástima para el exterior. Pensándolo mejor, no quiero que me traigas algo, realmente más bien me gustaría que te llevaras algunas cosas. Primeramente a Nicolás y Diosdado, ojo, a ellos les encanta Cuba, China, Iran, ¿No los puedes poner a cargo de algún pueblo por allá para que lo continúen tiranizando? No es que sea malo, niño Jesús, pero en esos países están acostumbrados a que un tipo los grite, los mande, y les quite todos los derechos. ¿No crees que allá serían más felices? Joden al pueblo, digo, molestan al pueblo y el pueblo estaría feliz. También sería útil que en el mismo saco metieras a todo el gabinete ministerial, allá serían todos una hermosa comunidad de tiranos déspotas a sus anchas, acá siempre hay gente que no los quiere y eso es incómodo… ¿viste que soy humano?

También sería útil que te llevaras la inflación, la escasez, la inseguridad, ellos se la pueden a aplicar a quién quieran por allá. También por favor llévate la pasividad de algunos venezolanos, la indolencia, el conformismo, la división, la miseria humana y por supuesto la ignorancia que nos han querido inocular y que es responsable de que esta gente nos siga dando palo y sonriamos como si nada. Por favor regálanos un año lleno de paz, de amor, de evolución y no más “revolución”, en el que la intolerancia sea erradicada porque te la llevaste en el paquete anterior.

Niño Jesús, no te molesto más, por favor avísame si recibiste la carta.

Tu amigo


Fernando Pinilla.

No hay comentarios.: